¡Cuidado con las avispas al desbrozar!

¡Cuidado con las avispas al desbrozar!

Al desbrozar y cortar madera hay un mayor riesgo de picaduras de la avispa asiática o Vespa velutina. Debido a su gran expansión en los últimos años en España cada vez son más las personas que se ven sorprendidas por este insecto muy peligroso sobre todo para los alérgicos. A la hora de prevenir los ataques de avispas es importante tomar las siguientes precauciones:

Realizar los desbroces o corta de madera fuera de la temporada de riesgo 

De noviembre a febrero hay menos peligro de picaduras de vespa velutina o de otro tipo de avispas porque los nidos quedan vacíos. Este período es aconsejable sobre todo para las personas que son alérgicas. De mayo a junio el riesgo de picaduras aumenta y la época de máxima exposición sería de julio a octubre cuando las avispas velutinas construyen nidos secundarios. Si es posible se debe evitar eta época para desbrozar o cortar madera, es decir, los meses de verano.

Disponer de un espray insecticida

Al detectar una velutina si echa el espray se crea una nube protectora que nos ayudará a escapar. Eso sí, el insecticida se empleará en exteriores, nunca dentro de un espacio cerrado.

Estar acompañado

Cuando se hace un desbroce o corta de madera es fundamental no estar solos para que otra persona nos preste auxilio y nos traslade a un centro médico si es necesario. La mayoría de los fallecimientos por picaduras de vespa velutina se dio en personas que estaban trabajando solas. 

Revisar la zona

Antes de desbrozar o cortar madera hay que realizar una inspección visual para localizar posibles nidos. Si aparece alguna se debe llamar al 012 para que lo retiren. 

Cómo actuar 

En el supuesto de sufrir una picadura acompañado, el acompañante se encargará de llevarnos al centro de salud más cercano y llamará al 112. Si el teléfono está encendido los servicios de urgencia nos detectan. 

Es importante recordar que después de una picadura nunca se cogerá el coche porque se puede provocar un accidente si se produce un desmayo. 

Por otro lado, si se detecta un nido para huir se protegerá el cuello, nuca y cabeza con los brazos. En todo momento se deberá evitar mover los brazos porque eso ayuda a las avispas a localizarnos. También hay que tirar la desbrozadora o motosierra para escapar antes, ya que lo prioritario es la vida y no las máquinas. 

Fuente: Campo Galego