Los tipos de césped

Los tipos de césped

Si tienes un jardín o estás pensando en poner una zona verde debes saber que existen diferentes tipos de césped. Para elegir el que mejor se adapta a tus necesidades deber tener claro qué clases hay y sus respectivas características.

Natural o artificial

Una de las principales dudas a la hora de poner césped es si optar por el natural o por el artificial. Esta decisión dependerá de varios factores porque cada uno tiene sus ventajas. El césped artificial está especialmente indicado para las zonas que siempre tengan que estar verdes, saludables y bonitas como pueden ser los centros comerciales o las instalaciones deportivas. Este tipo de césped no necesitará de riego, corte o abonado. Por lo tanto, el mantenimiento es mínimo. Por el contrario, el césped natural es más complejo de plantar, cuidar y mantener. No obstante, esta hierba natural aporta más color verde y si está saludable se verá más denso y resistente. 

Antes de decantarte por un césped u otro debes tener claro que uso se le dará y si el clima es cálido o frío. El suelo, agua disponible, drenaje y sombra son otros de los aspectos que influirán en el buen aspecto del césped. 

Entre las especies más comunes de césped destacan:

Para climas cálidos

  • Cynodon dactylon. También se conoce como grama, grama fina o gramilla. Es una de las variedades más usadas porque resiste bien las pisadas, el calor y las sequías (aunque no tolera las heladas). Perfecto para parques públicos, campos de fútbol y cualquier espacio que tenga mucho uso. Se trata de un césped rústico, denso y de color verde muy oscuro que crece muy rápido. 
  • Kikiyu. Especie perenne de origen tropical que se emplea mucho en los jardines de la costa mediterránea porque aguanta climas salados, el calor y la sequía.  Su aspecto es rugoso y con hoja ancha. Al ser de crecimiento rápido necesita de corte frecuente. 
  • Zoysia japonica. Otro de los más empleados por su gran resistencia a las condiciones climáticas más desfavorables. Es un césped fino, pisable y bonita que necesita poca agua. Su crecimiento es lento, resiste enfermedades y cuenta con unas potentes raíces para aguantar la falta de agua. Se puede plantar en sitios de sombra. 

Para climas fríos

  • Ray grass. Es el tipo de césped más utilizado que se encuentre prácticamente en todas las mezclas de semillas. Destaca por su adaptación a casi cualquier clima, aunque preferiblemente a temperaturas frías. Es de rápido crecimiento, enraiza muy fácilmente y permite cortes más bajos que otras variedades. También resiste las pisadas. De color verde oscuro tiene una extraordinaria densidad. Aunque crece en todo tipo de suelos, prefiere los que son húmedos y ricos en materia orgánica.
  • Festuca arundinacea. Césped de color verde oscuro, poco denso y muy resistente al pisoteo, a condiciones climáticas adversas e incluso a plagas y enfermedades. Es rústico, requiere poco mantenimiento y es perfecto para taludes. Se adapta tanto a climas fríos como a cálidos por lo que es el césped “todoterreno”.

Fuente: Husqvarna