Lo que debes saber sobre el sustrato

Lo que debes saber sobre el sustrato

El sustrato o suelo del jardín se compone de agua, aire, elementos orgánicos e inorgánicos para mejorar las características físicas, químicas y nutricionales de las plantas. Es decir, el sustrato influye en el éxito de tus plantaciones porque un mal suelo o una tierra inadecuada será perjudicial para los cultivos. 

Tipos

Existen diferentes clases de suelo según la textura que te detallamos a continuación:

  • Arena: suelos que no retienen bien la humedad y no son cohesivos.
  • Arenosos: contienen partículas de limo que pueden transformarlo en un material cohesivo y nos ofrece una sensación más pegajosa. 
  • Suelos franco: compuestos por limo, arena y arcilla (cantidades equivalentes). Son más pegajosos que los anteriores por lo que podrías manejarlos sin problema.
  • Suelos franco-limosos: formados por limo y arcilla y muy parecido al anterior.
  • Limo: se forman terrones cuando están secos, pero cuando se les aporta cierta humedad se convierten en sustratos sedosos. 
  • Suelos franco arcillosos: tienen más cantidad de arcilla que de limo o arena por lo que es mucho más pegajoso cuando está mojado.
  • Arcilla: totalmente formado por este componente que al estar húmedo se convierte en tierra muy dura.

Para saber las características de un sustrato hay que mezclar una pequeña parte de tierra con agua. No se trata de empapar, sino de hidratar para poder observar la bola que se forma. 

Calidad

Es importante señalar que el agua es una de las partes esenciales del suelo. Gracias a este líquido llegan las sales minerales y otros elementos químicas a las plantas para que sobrevivan. En definitiva, sin agua la vegetación no crecería. No obstante, un exceso de agua puede ser perjudicial. Lo ideal es mantener la cantidad exacta que necesita cada planta. 

Por otro lado, los denominados “bolsillos de aire” permiten la libre circulación del agua de riego y de lluvia debido a una combinación de elementos gaseosos de la atmosfera. Para mejorar aún más la humedad del suelo y facilitar el drenaje y el aireado de la tierra están los materiales orgánicos formados por plantas y animales en descomposición. 

Fuente: Husqvarna